Gastos deducibles para autónomos

Existen grandes dudas para los autónomos y empresarios en actividades de estimación directa sobre la deducibilidad de sus gastos. Es un tema muchas veces complejo a tratar con profesionales, pero, a continuación, hacemos hincapié en unas claves para la deducibilidad correcta de los gastos.

¿Todos los gastos son deducibles?

En primer lugar, para que los gastos sean fiscalmente deducibles es necesario que sean efectivamente un gasto generado por ejercer la actividad empresarial o profesional del empresario y no de manera particular. Aunque parece fácil, es uno de los primeros problemas que nos encontramos puesto que muchas veces es complicado diferenciarlos. Por ello, es fundamental conocer las leyes para poder aplicarlas correctamente y conseguir así el mayor ahorro fiscal para el empresario.

Para que los gastos acaecidos sean correctamente deducibles, deberán siempre de haberse devengado, contabilizado correctamente y poseer la correspondiente factura para poder justificarlo en caso de que la Administración nos requiriera.

Si entramos algo más en materia, y teniendo lo anterior siempre presente, la Agencia Tributaria considerará deducibles:

  1. La compra de materias primas, materiales, etc. que se utilicen en la producción de los bienes a comercializar o los servicios que se vayan a ofrecer.
  2. Las cuotas de Seguridad Social que cada mes se abonarán por el autónomo por sí mismo o por los trabajadores si se tuvieran.
  3. Los sueldos de los empleados, así como pagas extra, retribuciones en especie, etc.
  4. Honorarios de aquellos profesionales que presten servicios a la empresa, como abogados, asesores, notarios, o encargados del marketing, servicios de publicidad, transportes, bancos, etc.
  5. Cuando se tenga un local afecto a la actividad arrendado.
  6. Gastos financieros, derivados del uso de créditos con el fin de financiar las actividades de la empresa.
  7. Gastos en conservación de los bienes inmuebles e instalaciones mercantiles.
  8. La amortización de los bienes muebles e inmuebles tendrá que estudiarse para la correcta deducción en cada caso.
  9. Existen algunos tributos especiales que son fiscalmente deducibles en sí como el IBI o el propio IAE.

Estos son los principales gastos deducibles donde la Agencia Tributaria reconoce de manera formal la deducibilidad pero, no olvidemos que existen más gastos en los que incurren las empresas y habría que estudiar la deducibilidad de todos ellos de manera particular para conseguir una menor presión fiscal para la mercantil.

Nuestros
Servicios

Te ayudamos

Acepto el aviso legal
Consiento recibir publicidad

Te ayudamos

Soy mayor de 14 y he leído y acepto el aviso legal
Consiento recibir comunicaciones comerciales

2019-09-01T11:46:03+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies